El fotógrafo, las comuniones y los nervios

Primera Comunión

Para muchas familias ye se les presenta en el horizonte la preparación de la Primera Comunión de sus hijos y entre las muchas tareas que hay que coordinar se encuentra el fotógrafo que realizará el reportaje de fotografías, recordatorios y otras muchas cosas imprescindibles para que el recuerdo de tal evento se conserve en el tiempo.

 

Si bien el vestido o traje para la Comunión tiene su “tela” a la hora de escoger al igual que el restaurante y otras muchas reservas de las que uno se tiene que preocupar entre las que está la tienda de fotografía de la que esperamos que no nos “arruine”.

Cuando empecemos a preguntar en un lado y en otro nos podemos encontrar con presupuestos inexplicables comparativamente hablando y de muy difícil explicación de que por el mismo reportaje, salvando las distancias, un fotógrafo nos pida 150 euros y otro 650 euros.

En gran parte la explicación viene dada por la importancia que algunos le dan a “su firma” y otros tienen que hacer su “agosto” en épocas de Comuniones partiendo del hecho de que … como son imprescindibles… el cliente lo hará si o si.

Las mejores recomendaciones que se pueden dar es que realicen un buen reportaje fotográfico para que esos recuerdos algún día sus hijos se los puedan mostrar a los suyos cosa que muchos ya no podemos por no conservar ninguna fotografía de nuestra Primera Comunión y aún menos de la de nuestros padres y abuelos.

Y la segunda recomendación es la de contrastar varios presupuestos y escoger no solamente aquel cuyo precio sea más bajo sino en la confianza y tranquilidad que le pueda aportar el o la fotógrafo/a

Escribir comentario

Comentarios: 0